Tower Records: un homenaje al resurgir del disco de vinilo

Les compartimos esta excelente nota del Diario Clarín, donde presentan la historia de esta cadena de venta de discos que llegó a tener 200 tiendas en todo el mundo, incluso en el país.

Blog-tira

Recientemente, y con cierto retraso ya que la producción era de hace un par de años, se difundió entre nosotros el documental All things must pass, de Colin Hanks (sí, es el hijo de Tom). El título es un tributo al álbum de George Harrison, uno de los músicos más admirados por el director de la cinta, pero también su obra está vinculada a un tema que conoce desde su niñez: el auge y el colapso de Tower Records, la mayor cadena de venta de discos a nivel mundial, que entró en quiebra una década atrás.

“En Sacramento, California, la ciudad donde nací —cuenta Hanks—Tower Records era un motivo de orgullo local. Recuerdo ir a la tienda a comprar los discos que marcaron mi adolescencia, como el primero de Beastie Boys, o el ‘Nevermind’ de Nirvana. En cambio, no podría recordar cuándo y dónde descargué un tema musical”. Pablo Scholz, en su reciente crítica en Clarín, apuntó que el documental “nos muestra cómo un rebelde puede enfrentar al sistema. Pero también cómo el sistema se lo puede deglutir”.

Tower Records desplegó 200 tiendas por el mundo y alcanzó a facturar US$1.000 millones anuales, antes que el período 2004/2006 marcara su rápida caída. Como tantas otras empresas, surgió tras la época de los baby-boomers y el crecimiento económico de Estados Unidos a comienzos de la década del 60. Fue por inspiración de Russ Solomon quien, después de vender discos en un rincón del drugstore (farmacia o quiosco) de su padre en una esquina de Sacramento, montó su propia disquería.

En 1967 llegó a San Francisco, junto a la explosión hippie (el Flower Power), el rock y las marchas estudiantiles. Poco después se iniciaría la expansión internacional, que colocó a Tower Records en las capitales europeas y asiáticas. ¿Quién no recuerda sus míticos edificios en Manhattan, donde se podían pasar hora revisando discos?. O uno igualmente famoso en la Sunset Boulevard de Los Ángeles.

Tower Records se expandió con la venta de discos y casettes. Más tarde también incorporó los DVD, videojuegos, accesorios y hasta libros, además de repartir su propia revista gratuita: Pulse. Pero los avisos de que los tiempos iban a cambiar vertiginosamente en la industria discográfica llegaron con el Mp3 y Napster, hacia fines de los 90. Las nuevas generaciones sentían que “no debían pagar por la música” y aunque Tower intentó adaptarse y vender ese formato, el paradigma había cambiado. Los usuarios comenzaron a compartir música digitalizada en distintos formatos (aun cuando Napster también colapsó, después de las primeras demandas judiciales).

A la distancia, se comprobó —y eso lo admite el propio Solomon, hoy de 91 años, en la película— es que en la caída de TR hubo tres factores clave: el cambio tecnológico (no advirtieron la tormenta que se venía), errores empresarios (sobre expansión) y los efectos de la piratería musical.

En aquel plan de expansión se incluía a la Argentina desde fines de los 90, a la que imaginaban como plataforma de despegue para Latinoamérica. También aquí apelamos al recuerdo, a aquellos centros de ventas de discos en Florida y Córdoba, Santa Fe y Riobamba, Cabildo y Juramento, el Village Recoleta. Además se instalaron en Pilar, Puerto Madryn y La Plata. Pero la crisis del 2000/2001 se los llevó puestos, dentro de un sector donde Musimundo —por aquella época— acaparaba la mitad del mercado. El pase a partners locales, como el fondo de inversión Condor Ventures, no salvó la situación.

En 2004, a nivel mundial, Tower acumulaba una deuda de US$110 millones y se declaró en bancarrota. Sus acreedores se hicieron con el 85% de las ventas. Medidas como el cierre de la mitad de sus tiendas (quedaron en 90) o la toma de bonos por US$30 millones tampoco fueron suficientes: Tower Records quebró dos años más tarde y 3.000 empleados se quedaron en la calle.

“Es triste hoy, cuando paso por esos lugares… Es como ver un esqueleto. Sería genial que esos mismos locales estuvieran llenos de discos, que la música sonara y la gente comprara. Pero no hay forma de cambiarlo. No siento rabia en especial; el progreso es el progreso y no puedo culpar a la tecnología”, dice Solomon.

Uno de los momentos que marcaron los cambios en la industria discográfica fue el lanzamiento de iTunes, por Apple. Luego aparecerían aplicaciones como Spotify y Pandora, y plataformas como Soundloud, donde los artistas podían compartir y promocionar su música sin necesidad de intermediarios.

Toda la industria discográfica debió reinventarse, y la producción y venta de discos dejó de ser su eje exclusivo (hoy sólo representa el 20% de sus ingresos). El negocio fue migrando hacia el mundo digital, la venta online y a la producción de espectáculos en vivo.

Recién en 2016, esa industria mostró signos de recuperación después de quince años de pérdidas y se vio un crecimiento del 8% a nivel general. Sobre todo, por la explosión de suscriptores, que alcanzaron los 40 millones en Spotify y los 20 millones en Apple Music. En Estados Unidos, el streaming avanzó rápidamente, superando en ingresos a las descargas y los discos físicos. Y pronto Amazon podría ser otro jugador clave en ese sector.

Queda aquella nostalgia. O testimonios que la peli de Hanks sabe recrear. Por ejemplo el de Dave Grohl (Foo Fighters), quien también fue empleado de Tower: “Iba a trabajar aquí porque era el único lugar donde me admitían con mi maldito corte de pelo”. O el del propio Elton John, quien se plantaba todos los lunes ante la tienda de Sunset Boulevard y arrasaba con las colecciones: “Me gasté más dinero aquí que cualquier otro ser humano sobre la tierra”.

Sobre esa tierra arrasada, apenas quedó Japón en pie: los licenciatarios locales tomaron el control de la compañía en 1995 y la mantuvieron viva hasta hoy, con su emblemático edificio de nueve pisos de Shibuya, Tokio. Allí, todavía luce el famoso cartel: No music, no life (No hay vida sin música).

Fuente: Diario Clarín

tira-blog-guia-coleccionista

Anuncios

Publicado por

Cultrade.com.ar

¡La plataforma donde comprar y vender discos de vinilo de Argentina y Latam!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s