No Code y Yield: El Pearl Jam “místico”

Para su tercer columna, Juani de Olor a Rock! analiza la etapa más experimental de esta banda oriunda de Seattle. El contenido de las letras, los cambios en la formación de la banda y un buen análisis del contexto en esta imperdible nota…

icono

Por Juani / Olor a Rock!

Entre el Pearl Jam rabioso y super intenso de principios de los 90 y el Pearl Jam activista político y ambiental del 2000 en adelante, hubo una segunda y breve etapa de la banda que suele ser pasado por alto: el Pearl Jam experimental.

En 1995 la banda (particularmente su cantante Eddie Vedder) vivía una etapa de rechazo extremo hacia su, en ese momento, colosal éxito comercial. Sus primeros tres discos, Ten, Vs. y Vitalogy se habían convertido en estandartes multiplatino del fenómeno “grunge” de principios de los 90. Sin embargo el éxito no le cayó nada bien a Eddie Vedder, quien no estaba para nada a gusto con el “protocolo” de la industria musical, como las entrevistas de televisión, ceremonias de premios, videos para MTV, etc.

Ese fue el año que marcó una vuelta de página brutal para la banda: Se embarcaron en un histórico juicio contra Ticketmaster, argumentando que los precios de las entradas para sus shows eran demasiado elevados, poniendose firmemente del lado de sus fans. Despidieron al baterista Dave Abbruzzese por causas aún no del todo claras y lo reemplazaron por el ex chili-pepper Jack Irons, quien trajo una vibra mucho mas espiritual a la banda y calmó los ánimos que venían bastante tensos, y finalmente grabaron el disco Mirrorball como banda soporte de su héroe y mentor, Neil Young.

plantilla-blog-tira-pearljam

Toda esta carga de sucesos y cambios impactarían profundamente en el sonido de su próximo disco No Code, de 1996. Al igual que con Vitalogy, no hubo videoclips, ruedas de prensa, ni sesion de fotos para la promoción del disco. Si bien su antecesor, Vitalogy ya había tenido breves momentos experimentales, no era una diferencia abismal al lado del segundo disco Vs, No Code era ya un intento deliberado de alejarse de todo tipo de sonido “radio friendly”.

El tema de apertura Sometimes, una especie de “balada” extraña con instrumentación bastante jazzera, ya nos indica que estamos en un lugar muy diferente. A partir de allí el disco nos lleva por baladas acústicas (Off He Goes), ecos de “world music” (Who You Are), experimentos indescriptibles (I’m Open), un único himno rockero como para cortar la melaza (Hail Hail) y hasta la única canción en un disco de Pearl Jam cantada por Stone Gossard (Mankind).

La mezcla de tantos estilos sin embargo parece llevar un hilo conductor, que es el de las letras reflexivas y filosóficas y el de un sonido excesivamente “atmosférico”, despojado de esa “rabia” que caracteriza a los primeros tres discos en algún punto. Todo este “caos en equilibrio” se ve reflejado en el arte de tapa, un collage de instantáneas de Polaroid tomadas por todos los miembros de la banda y puestas juntas en un orden que parece aleatorio, pero al verse desde lejos forma el logo de No Code, similar al triángulo de los Iluminati. A su vez cada copia del disco trae 6 versiones grandes de algunas de las fotos de la portada en papel fotogràfico y con las letras de las canciones en el dorso. Vale destacar, uno de los artes de tapa mas bellos y creativos de la historia.

18152_55143593953e3e0e2ef075

No es de extrañar que este sea el disco menos exitoso comercialmente de Pearl Jam, por el simple hecho de que ese era precisamente el objetivo, y eso nos queda aún más claro escuchando el disco. Lejos de ser una escucha introductoria a Pearl Jam, si es una joyita oculta que no está de más apreciar. Su siguiente disco Yield de 1998, el segundo y último con Jack Irons tras los parches, podría considerarse una versión más “accesible” de No Code, sin abandonar del todo lo experimental, pero si con mas canciones que pasarían a ser clásicos como Given To Fly, Wishlist, e incluso el regreso de Pearl Jam al videoclip con el increíble Do The Evolution, animado por Todd McFarlane.

Ambos discos fueron muy aptamente reeditados juntos en un boxset en 2015. La partida de Jack Irons en 1998 y la incorporación de Matt Cameron (ex-Soundgarden) como reemplazo daría comienzo a una nueva etapa en la música de Pearl Jam, dejando de lado los experimentos y volviendo a bases rockeras más sólidas y letras de mucha carga política en los albores de la era Bush. Por otro lado también marco una época de menos resistencia a los medios por parte de la banda. Ya cómodos con su esencia e intenciones.

Es por esto que esa breve etapa experimental con Irons en la batería se convierte en una pequeña burbuja temporal de tan solo 3 años en la historia de Pearl Jam, pero una burbuja muy interesante de escuchar.

plantilla-blog-tira

Anuncios

Publicado por

Cultrade.com.ar

¡La plataforma donde comprar y vender discos de vinilo de Argentina y Latam!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s